ARTÍCULO ORIGINALES

 

TERAPIA DE PRESIÓN NEGATIVA: UNA NUEVA MODALIDAD

TERAPÉUTICA EN EL MANEJO DE HERIDAS COMPLEJAS,

EXPERIENCIA CLÍNICA CON 87 CASOS Y REVISIÓN DE LA LITERATURA

 

VOLUMEN 22 No. 4 OCTUBRE - DICIEMBRE  2007

 

 Haga su consulta por tema

 

 

CÉSAR EDUARDO JIMÉNEZ JIMÉNEZ, MD*

 

Palabras clave: úlcera cutánea, cicatrización de heridas, heridas y lesiones, presión atmosférica.

 

Resumen

 

Las heridas crónicas o agudas de difícil cicatrización son un reto para los profesionales de la salud y un problema de salud pública dados los altos costos y la morbilidad que generan.

 

La terapia de presión negativa es un método avanzado de cuidado de heridas, que utiliza presión

negativa para el cierre de múltiples lesiones en diferentes zonas del cuerpo. La presión negativa favorece el cierre de las heridas por diferentes mecanismos, entre ellos la remoción de  líquido intersticial, estimulación de la angiogénesis y mitosis, y disminución de la carga bacteriana.

 

El sistema utiliza presión subatmosférica, entre -50 y -200 mm Hg, generados por una bomba eléctrica con un microcomputador y un sistema de esponjas de características especiales.

 

Nuestro objetivo fue evaluar el sistema de presión negativa en heridas de difícil manejo y de diferentes características, en un periodo de un año comprendido (junio de 2005 y junio de 2006), durante el cual se manejaron 87 pacientes con heridas de diferente etiología, luego de obtener consentimiento informado para su utilización.

 

Los hallazgos más importantes del estudio fueron el cierre rápido y óptimo de diferentes heridas crónicas con el sistema de presión negativa, disminución de costos directos e indirectos, disminución del tiempo de enfermería y de atención médica, disminución el tiempo de hospitalización y mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes.

 

Introducción

 

Las heridas crónicas representan un problema de salud pública en nuestro país, que no ha sido reconocido por las aseguradoras, los profesionales de la salud ni el gobierno nacional.

 

Existen diferentes tipos de heridas crónicas, las más frecuentes son las úlceras vasculares (venosas y arteriales), las ¿úlceras por presión? ¿úlceras de decúbito?, las heridas derivadas del pie diabético y el abdomen abierto, entre otras.

 

Este tipo de heridas se denominan crónicas cuando su periodo de evolución o ausencia de cicatrización es mayor de 4 semanas, son de muy difícil manejo y se asocian a complicaciones sistémicas o locales que pueden generar pérdida de la extremidad o, inclusive, la muerte (1, 2). Además, generan altos costos para los sistemas de salud y disminuyen la calidad de vida de los pacientes y la capacidad laboral de un país.

 


 

* Ex coordinador, Clínica de Heridas, Clínica del Occidente, Bogotá,

D.C., Colombia. Fellow, Cirugía Vascular y Endovascular,

Arizona Heart Institute, Phoenix, Arizona, USA.

 

 

 

 

 

 

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |