REVISTA COLOMBIANA DE CIRUGÍA

 

La Medicina Basada en la Evidencia
Un Nuevo Paradigma en la Interpretación de la Información Médica

 

GRADOS DE RECOMENDACIÓN

 

De acuerdo con los niveles de evidencia se han asignado grados de recomendación para la práctica clínica. Asimismo, la MBE establece un umbral de confianza en las recomendaciones que puedan llegar a modificar las conductas, así:

Grado A de recomendación corresponde al Nivel I de evidencia.
Grado B de recomendación corresponde al Nivel II de evidencia
Grado C de recomendación corresponde al Nivel III y IV de evidencia
Cada uno de estos grados tiene una subdivisión, así:
A1, B1 y C1: Si los estudios superan el umbral de la práctica clínica para el correspondiente nivel de evidencia.
A2, B2 y C2: Si los estudios no superan ni incluyen el umbral de la práctica clínica para el correspon-diente nivel de evidencia.

  

CLASIFICACIÓN DE LA LITERATURA POR TIPOS DE ESTUDIOS

 

La clasificación realizada a los tipos de literatura los sitúan en diferentes modalidades; se mencionarán sólo algunos de los más importantes utilizados en la MBE.

 

Experimentos clínicos controlados (ECC)

 

Los ECC bien elaborados con un apropiado proceso de aleatorización, constituyen el mejor método disponible para comparar dos tratamientos. Pueden ser clasificados de acuerdo con su proceso de desarrollo; requieren que el investigador asigne los pacientes al azar. En estos ECC se deben considerar las capacidades y actualización tecnológica y técnica, el rango de los posibles resultados, la certeza diagnóstica, el impacto en los proveedores de los cuidados de la salud, el impacto terapéutico y, lo más importante, los beneficios a los pacientes. Así mismo, deben ser comparados con el estándar de oro (gold standard) existente en ese momento.

 

Meta - Análisis

 

Como su nombre lo dice, es una revisión metódica de la li-teratura disponible, utilizando una herramienta metodológica (la MBE) para establecer la validez y la relevancia de las afirmaciones. Técnica analítica que en su desarrollo utiliza métodos estadísticos sofisticados para combinar los resultados de los diferentes estudios relacionados con el tema. En el meta - análisis la recolección de las publicaciones que cumplan con los requisitos exigidos, es equivalente en su exigencia al ingreso de pacientes a un experimento clínico (17, 18).

 

 

Guías clínicas de manejo

 

Enfocan el desarrollo sistemático de estrategias que permitan definir criterios de manejo para que se dé tratamiento comparable en situaciones clínicas que puedan ser similares. Requieren información completa acerca de la enfermedad y de sus tratamientos para considerar todo el espectro. El desarrollo de estas guías se rigen por metodología desarrollada con base en la MBE. Considerando que la literatura médica en muchos aspectos no guarda el rigor metodológico requerido, las "Guías Clínicas de Manejo", deberían comprometerse con recomendaciones prácticas e inequívocas sobre problemas específicos de salud, considerando beneficios, costos y daños esperados. La fuerza de cada recomendación depende de la calidad de la evidencia consultada. Requieren su difusión y su promoción para ser puestas en práctica, y recibir toda clase de información relacionada con su manejo como retroalimentación, para mantener la actua-lización permanente (19, 20).

 

Conferencias de consenso

 

Cuando no existe evidencia o ésta es contradictoria o no es explícita, el desacuerdo se puede resolver a través del consenso de expertos en la materia y cuyas recomendaciones se apoyan en la mejor evidencia disponible. Requieren la revisión de todo el conocimiento científico del área, conocer las opiniones de los expertos y lograr consenso sobre puntos críticos, todo con la metodología desarrollada por la MBE. Se utiliza el método Delphi, derivado del Oráculo de Delphos, que permite reunir la opinión de múltiples expertos sin necesidad de reunirlos en un espacio físico (21).

 

 Haga su consulta por tema