REVISTA DE CIRUGÍA 

PERFILES PROFESIONALES

Naturaleza y Perspectivas de la Enfermería Quirúrgica

 

La presencia de la enfermera impone el sello profesional al ambiente del quirófano, mediante el cumplimiento de funciones dedicadas: al registro y recepción del paciente proveniente del servicio de hospitalización; intercambio de información clínica con la enfermera que tuvo a su cargo la preparación preoperatoria; vigilancia e interpretación de la evaluación y meticuloso registro de líquidos y drogas; manejo de los especímenes; y muy especialmente, la observación y supervisión más rigurosa de las normas de asepsia y antisepsia.

 

La labor de la enfermera quirúrgica no se limita a los oficios rutinarios que ejecuta en las salas de cirugía. Su desempeño sólo puede ser verdaderamente efectivo desde el punto de vista profesional si ella mantiene una continua inquietud intelectual que debe atender, con un alto nivel de satisfacción propia, mediante lecturas, estudio, investigación y participación activa en las actividades científicas del hospital. De lo contrario sobreviene la rutinización y el creciente debilitamiento de los intereses de la mente.

 

Cuatro funciones principales cumple en la actualidad la enfermera en las salas de cirugía:

 

a. jefatura y supervisión de los quirófanos;

 

b. instrumentación quirúrgica, con especialización en las disciplinas principales: cirugía general, cirugía cardiotorácica (incluyendo perfusión extracorpórea), cirugía vascular, neurocirugía, ortopedia, urología, oftalmología y otorrinolaringología;

 

c. enfermera circulante, labor que representa una verdadera "dirección de orquesta" durante la intervención quirúrgica;

 

d. enfermera de anestesiología, un campo relativamente  novedoso que se refiere a la colaboración con la labor del anestesiólogo mediante el desempeño de funciones específicas.

 

Así como el ingeniero y el técnico aeroespaéiales saben que de sus acciones dependen la seguridad y el éxito de la misión, así la enfermera quirúrgica reconoce que su desempeño profesional y su estricta disciplina son también la llave de la seguridad y el éxito de la operación.

 

  

LA ENFERMERA EN LOS SERVICIOS QUIRURGICOS GENERALES

 

La enfermera quirúrgica tienen también responsabilidades de gran importancia y significación en las otras dependencias y servicios que componen un departamento de cirugía, tales como:

 

a. Sala de recuperación postoperatoria

 

b. Esterilización central

 

c. Epidemiología Quirúrgica (control y vigilancia de la infección quirúrgica)

 

d. Servicio de Urgencias

 

e. Unidad de Trauma

 

f. Unidad de Cuidado Intensivo

 

g. Servicio de Soporte Metabólico y Nutricional

 

h. Servicios de Hospitalización

 

i. Servicio de Cirugía Ambulatoria

 

j. Servicio de Cuidado de Enterostomías

 

k. Servicio de Cirugía Endoscópica

 

l. Servicio de Trasplante de Organos

 

m. Consulta Externa

 

n. Laboratorios Quirúrgicos Especiales

 

o. Laboratorios de Cirugía Experimental

 

EL PANORAMA DE LA ENFERMERÍA QUIRÚRGICA

 

Otras y novedosas áreas de trabajo general y especializado se abren en la medida que se aplican las nuevas tecnologías que modernizan y modifican la atención quirúrgica. La enfermera debe ir a la par con la implantación de estas tecnologías y realizar los estudios y programas de capacitación que le aseguren la correspondiente idoneidad.

 

Lejos quedaron los tiempos en que la enfermera dedicaba la totalidad de su tiempo a las "artes de la enfermería", entendidas éstas sólo como las labores relativas al confoft del paciente,  a la ciega y no discutible ejecución de las órdenes del médico y a la administración del servicio de hospitalización. Algunas de estas funciones las debe seguir cumpliendo, pero muchas las delega en personal bajo su dirección. La enfermera  moderna confronta nuevas y variadas responsabilidades. Hoy la enfermera quirúrgica es una profesional de elevada y versátil idoneidad, capaz de utilizar e interpretar los métodos de medición bioquímica y fisiológica, de intervenir activamente en la realización de los procedimientos quirúrgicos y en el manejo del paciente en estado crítico, de asumir funciones de definida responsabilidad en los  servicios y unidades especializados, de compartir hombro a hombro con el médico y con el resto del equipo profesional toda la fascinante complejidad de la moderna tecnología y de dirigir y supervisar al personal técnico que cumple funciones complementarias.

 

Partiendo de esta convicción, la enfermera es el eje insustituible alrededor del cual gira la totalidad de la atención médica de un hospital y su actividad es el factor determinante mayor de la calidad de esa atención.

 

 

El rápido desarrollo tecnológico de los modernos servicios de salud y el deslumbrante porvenir que se vislumbra para el futuro inmediato, hacen prever que la enfermera será crecientemente necesaria como el recurso humano más valioso de un hospital.

 

Así lo reconoce la comunidad y así lo ven los administradores hospitalarios, lo cual pronto se reflejará en mejores y más halagadores condiciones de trabajo, al asumir ella un ascendente status profesional que le brindará una amplia capacidad de realización, con mayor grado de satisfacción personal.

 

Ante esta realidad y ante esta halagadora perspectiva, la enfermera quirúrgica de la actualidad debe dejar a un lado los  sentimientos nihilistas en favor de una decidida actitud optimista para enfrentar, mediante capacitación y elevado desempeño profesional, con el apoyo y el respeto de los cirujanos, sus colegas, el desafío que representan las amplias perspectivas que se abren a su maravillosa profesión.

 

REFERENCIAS

 

l. Association of Operating Room Nurses, Inc. Standards. Recommended Practices. AORN. Denver, Colorado, 1995

 

2. Patiño lF: Enfermería quirúrgica. En: Salas de Cirugía Hospitalarias. Manual de Proce- dimientos. Editado por lF Patiño, F Guzmán Mora, N González Herrera y S. Baptiste de Arroyo. Fundación Santa Fe de Bogotá. Bogotá, 1995

 

3. Patiño lE Naturaleza y perspectivas de la enfermería quirúrgica. Rev Col CIRUGIA 1996; 11(2): 129.

 

 

Correspondencia:

Doctor José Félix Patiño. Fundación Santa Fe de Bogotá, Bogotá, D.C., Colombia.

 

 

 

 

 Haga su consulta por tema