REVISTA ACADEMIA DE MEDICINA

TÍTULO III

DE LOS CONSEJOS TERRITORIALES

ARTÍCULO 10. CONSEJOS TERRITORIALES DE SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD (CTRSSS).

A partir de la fecha de la vigencia la presente Ley, las CTRSSS en salud serán obligatorias en los niveles departamental, distrital y en las ciudades capitales; por tanto, las entidades territoriales de estos niveles que no lo hayan hecho. Estos Consejos Territoriales tendrán, en lo posible, análoga composición a la de la CRSSS, pero con la participación de las entidades o asociaciones del orden departamental, distrital o capital.

La CRSSS definirá las funciones de los Consejos Territoriales, tomando en cuenta que a los Consejos Territoriales les corresponde en el nivel territorial de su zona de influencia, adoptar y adaptar a su región las políticas nacionales e implementar las propias que consideren necesarias para la buena marcha de las instituciones y el desarrollo adecuado de las políticas públicas de salud, en armonía con el Plan Nacional de Salud.

Artículo 11. SELECCIÓN, PERIODO, CARÁCTER, HONORARIOS Y FUNCIONES DE LOS REPRESENTANTES A LOS CONSEJOS TERRITORIALES DE SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD.

La selección, período, carácter, honorarios y funciones de los CTSSS, serán definidos por la CRSSS en forma semejante a los establecidos para la CRSSS, aplicados al nivel seccional.

  


TÍTULO IV

VIGILANCIA Y CONTROL DEL SISTEMA
SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD

ARTÍCULO 12.

La Superintendencia Nacional de Salud será un organismo adscrito a la Presidencia de la República, con personería jurídica, autonomía administrativa, patrimonio independiente y funcionamiento descentralizado.

PARÁGRAFO. Sus funciones serán las que define el Artículo 233 de la Ley 100 de 1993.


CAPÍTULO II

TÍTULO V
SALUD PÚBLICA

ARTÍCULO 13. RESPONSABILIDAD DEL ESTADO Y ELEMENTO DE SEGURIDAD HUMANA Y SEGURIDAD NACIONAL.

El Plan de Atención Básica de que trata el artículo 49 de la Constitución Nacional (la salud pública, los planes de vacunación masiva, el saneamiento ambiental, la atención de enfermedades como la fiebre amarilla, el dengue, el cólera, la lepra, la tuberculosis, el paludismo, las enfermedades de transmisión sexual, el SIDA y en general las enfermedades emergentes y reemergentes) será responsabilidad directa del Ministerio de la Protección Social y de las Secretarías de Salud territoriales en cuanto a promoción, prevención, diagnóstico y tratamiento.

Para su financiación se contará con recursos propios del Ministerio de la Protección Social y los de la Subcuenta respectiva del FOSYGA, así como el porcentaje de la UPC subsidiada que defina el CNSSS.

La CRSSS definirá con precisión las actividades obligatorias de promoción y prevención, no incluidas en el Plan de Atención Básica (PAB), que deben realizar las entidades administradoras de planes de beneficios, dirigidas a los afiliados como individuos, las cuales están comprendidas dentro del valor de la Unidad de Pago por Capitación (UPC).

PARÁGRAFO 1. ACTIVIDADES DE PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN.

Las actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad y todas aquellas establecidas en el PAB, serán prestadas a través de la red pública; a manera de excepción podrán ser contratadas con otras instituciones de reconocida idoneidad, previo concepto favorable del Consejo Territorial de Salud respectivo.
 

CAPÍTULO III

TÍTULO VI

RED PÚBLICA DE SERVICIOS DE SALUD

ARTÍCULO 14. FINANCIACIÓN DE LAS INSTITUCIONES PRESTADORAS DE SERVICIOS DE SALUD PÚBLICAS DEL PRIMER NIVEL DE ATENCIÓN.

A partir de la vigencia de la presente Ley, los hospitales, puestos y centros de salud que formen parte de la red pública de servicios que se dediquen exclusivamente a la atención del primer nivel de complejidad o a las acciones de promoción y prevención y las contenidas en el Plan de Atención Básica, recibirán las asignaciones correspondientes a sus presupuestos de gastos por el sistema de subsidios de oferta con los recursos del Sistema General de Participaciones. Para el efecto, se establecerán planes de desempeño con la respectiva Secretaría de Salud que faciliten el control de gestión.

Los ingresos por venta de servicios que realicen estas instituciones por atención de pacientes del régimen contributivo o del subsidiado o por cualquier otro concepto, formarán parte de su presupuesto. Cada presupuesto establecerá metas en este sentido, según reglamentación del Ministerio de la Protección Social.

ARTÍCULO 15. FINANCIACIÓN DE LAS INSTITUCIONES PRESTADORAS DE SERVICIOS DE SALUD DE II Y III NIVEL.

A partir de la vigencia de la presente Ley los hospitales de II y III nivel que formen parte de la red pública de servicios, no contemplados en el artículo anterior, se financiarán con recursos del Sistema General de Participaciones y recursos de la Subcuenta de Solidaridad del FOSYGA, por el Sistema de pagos fijos globales prospectivos por atención de actividades finales en salud tanto para la población afiliada al régimen subsidiado, como para la población no afiliada al Sistema.

Los recursos de la Subcuenta de Solidaridad del FOSYGA serán girados directamente por el administrador fiduciario a los prestadores públicos o privados, de acuerdo con los contratos realizados entre estos y las Secretarías de Salud que en adelante asumirán las funciones administrativas que hasta su liquidación desempeñaban las ARS, incluida la contratación de prestación de servicios de salud a la población afiliada al régimen subsidiado.

ARTÍCULO 16. RECURSOS DE LA SUBCUENTA DE SOLIDARIDAD DEL FOSYGA.

Los recursos destinados para la atención en salud en el Fondo de Solidaridad y Garantía, FOSYGA, no podrán ser congelados, retenidos, demorados ni modificada su destinación.

El FOSYGA no hará parte del presupuesto general de la nación pero si estará incluido en la contabilidad del gasto público social a que hace referencia el artículo 350 de la Constitución Política.

PARÁGRAFO 1. Financiación de la Subcuenta de Solidaridad del FOSYGA.

Harán parte de la subcuenta de solidaridad del FOSYGA, con destino a la financiación del régimen subsidiado, los siguientes recursos:

a. El punto de la cotización obligatoria que deben aportar los trabajadores afiliados al Régimen Contributivo, según lo dispuesto en los artículos 203 y 221 de la Ley 100 de 1993.

b. El aporte de las Cajas de Compensación de que trata el artículo 217 de la Ley 100 de 1993. Estos recursos serán ejecutados directamente por las Cajas de Compensación, sin situación de fondos, cuando dicha entidad sea contratada para la administración del régimen subsidiado, de acuerdo con lo dispuesto en el parágrafo del artículo 20 de la presente Ley.

c. Un aporte del Presupuesto Nacional que será equivalente al monto que generan los recursos de que tratan los literales a. y b. del presente artículo.

d. Los recursos del Sistema General de Participaciones destinados a la atención de la población pobre que no es elegible para pertenecer al Régimen Contributivo.

 

e. Los recursos provenientes del impuesto de remesas de utilidades de empresas petroleras correspondientes a la producción de las zonas petroleras de Cusiana y Cupiagua, así como a la de nuevos proyectos de hidrocarburos que se exploten a partir de la presente ley.

f. Los rendimientos financieros generados por la inversión de los anteriores recursos.

PARÁGRAFO 2. Anualmente, en el Presupuesto General de la Nación, se incluirá la partida correspondiente a los aportes que debe hacer el Gobierno Nacional a la subcuenta de solidaridad del FOSYGA en la vigencia inmediatamente anterior al de preparación y aprobación de la Ley de presupuesto ajustados con base en la variación del índice de precios al consumidor, certificado por el DANE. El Congreso de la República se abstendrá de dar trámite al proyecto de presupuesto que no incluya las partidas correspondientes.

Los funcionarios que no dispongan las apropiaciones y los giros oportunos incurrirán en causal de mala conducta que será sancionada con arreglo al régimen disciplinario vigente.

PARÁGRAFO 3. El Ministerio de Hacienda y Crédito Público, dentro de los tres (3) meses siguientes a la vigencia de la presente Ley, preparará un plan de pagos a 5 años de los recursos del Régimen Subsidiado vigente, en cumplimiento de las sentencias de la Corte Constitucional sobre la materia.


ARTÍCULO 17. RECURSOS PARA HOSPITALES PÚBLICOS.

En cada vigencia se destinará el 60% de los excedentes de las Subcuenta de ECAT del FOSYGA, para fortalecer la red nacional de urgencias y la red pública de servicios, con énfasis en los hospitales universitarios y docentes, de acuerdo con los criterios de distribución que establezca la CRSSS. De estos recursos, como mínimo, el 20% se destinará a inversión, modernización y actualización tecnológica.

TÍTULO VII
PLAN OBLIGATORIO DE SALUD SUBSIDIADO

ARTÍCULO 18. CONTENIDO DEL PLAN DE SALUD SUBSIDIADO.

Con base en estudios técnicos realizados por el Ministerio de la Protección Social y con los nuevos recursos establecidos en la presente Ley, la CRSSS establecerá las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad de la población afiliada al régimen subsidiado y para ampliar progresivamente el contenido del POS subsidiado. Se incluirán actividades, intervenciones y procedimientos que correspondan al II y III nivel de complejidad, en tal forma que se dé pronto cumplimiento al propósito de un solo Plan de Beneficios en el Sistema. La CRSSS reajustará proporcionalmente el valor de la UPC respectiva.

ARTÍCULO 19. SUBSIDIOS PARCIALES.

La CRSSS reglamentará los subsidios parciales para trabajadores independientes nivel III y nivel IV del SISBEN, financiando un porcentaje no inferior al 40% de la UPC en el primer caso y al 20% en el segundo.

A los entes territoriales que alcancen coberturas mayores al 90% de la población con NBI, podrán se les podrá cofinanciar programas de subsidios parciales.


TÍTULO VIII

FUNCIONES ADMINISTRATIVAS DE LAS SECRETARÍAS

DE SALUD EN EL RÉGIMEN SUBSIDIADO

 

ARTÍCULO 20. NUEVAS FUNCIONES DE LAS SECRETARÍAS DE SALUD DEPARTAMENTALES, DISTRITALES Y CAPITALES.

A partir de la vigencia de la presente Ley las Secretarías de Salud de los niveles Departamental, Distrital y Capital asumirán las funciones de administradoras del régimen subsidiado en su zona geográfica.

Las Secretarías de Salud de los niveles Departamental, Distrital y Capital se encargarán de la “Sisbenización” y carnetización de los beneficiarios del régimen subsidiado; una vez cumplan con el requisito de afiliación, garantizarán a sus afiliados el plan de beneficios establecidos en el POS subsidiado, mediante contratación directa con la red pública de servicios en un porcentaje no inferior al 60%, o con la red privada.

Las Secretarías de Salud de los niveles Departamental, Distrital y Capital podrán disponer por costos de administración hasta del 7% del valor de las Unidades de Pago por Capitación Subsidiada que le correspondan, según lo establezca la CRSSS, tomando en cuenta el desarrollo desigual de las regiones.

Una vez perfeccionados los contratos entre las Secretarías de Salud de los niveles Departamental, Distrital y Capital y los hospitales o los prestadores privados, el administrador fiduciario del FOSYGA girará un anticipo no inferior al 60% del valor del contrato y continuará girando en doceavas partes mensuales hasta su terminación, previa constancia de cumplimiento por parte de la Secretaría de Salud respectiva.

Los períodos de contratación serán de un año, a partir del 1 de abril de cada año, salvo, permiso expreso de la CRSSS en casos excepcionales.

PARÁGRAFO 1. En aquellos casos cuando a juicio de la CRSSS la Secretaría de Salud no esté capacitada para administrar el régimen subsidiado, se podrá delegar la administración en una Caja de Compensación Familiar de reconocida eficiencia, dentro de los mismos términos establecidos en la presente Ley.

ARTÍCULO 21. TRASPASO DE LOS ACTUALES AFILIADOS A LAS ARS.

Previo concepto favorable de la CRSSS, el Ministerio de la Protección Social establecerá el traspaso de los afiliados actuales de las ARS a las Cajas de Compensación Familiar y a las Secretarías de Salud de los niveles Departamental, Distrital y Capital, tomando en cuenta los períodos de contratación y, en todo caso, garantizando la continuidad de la atención de los usuarios.

ARTÍCULO 22. PROCESO DE LIQUIDACIÓN DE LAS ARS.

La Superintendencia Nacional de Salud se encargará del proceso de liquidación de las actuales ARS, tomando en cuenta los períodos de contratación y reconociendo el valor proporcional de las Unidades de Pago hasta el día del traslado a las Secretarías de Salud de los niveles Departamental, Distrital y Capital. El traslado de estos afiliados no podrá exceder del término del período de contratación correspondiente al año 2004. El Ministerio de la Protección Social reglamentará las medidas correspondientes.

En el proceso de liquidación de las ARS, el Ministerio de la Protección Social establecerá por Decreto medidas tendientes a excluir de la masa de liquidación y honrar las deudas del régimen subsidiado correspondientes a servicios de salud prestados por IPS o por profesionales de la salud.

 Haga su consulta por tema