|Viernes, agosto 29, 2014

Desarrollo de la Odontología Hospitalaria en Colombia  

Doctor: GERMAN A.HERNANDEZ L.

El eje bio-médico es el sustrato académico-profesional que la Odontología debe cultivar en asocio con otras ramas de la salud

I. INTRODUCCIÓN

La Salud como un estado de equilibrio psico-somático y socio-ecológico debe ser considerada como integral, monolítica y cuya preservación corresponda a un conjunto de profesiones que prestan su concurso en forma coordinada y simbiótica. Esta coordinación o sinergismo constituye la base para lo que se conoce a nivel dinámico y clínico como INTERDISCIPLINARIDAD, un concepto antiguo y sobre el cual se han pronunciado vados autores a manera de consenso; uno de tales autores podría ser citado acá, transcribiendo sus palabras: “Buena parte de la medicina es un arte cuyos profesionales, sean médicos, odontólogos o fisioterapeutas, deben aprender” (Walter J-B- Hamilton, M.C. Israel, M.S. Principles of Pathology for dental students J.A. Churchil Ltda. London-Toronto 1%7 Página 1).

La Salud es un todo indisoluble y sus profesionales deben integrarse para preservarla; esta integración se logra con base en la INTERDISCIPLINA.

No se requieren explicaciones para argumentar, que si se desea la interdisciplinaridad, es obvio que los profesionales de las diversas ramas deban estructurarse al unísono mediante programas que se desarrollen en un lugar común, con pacientes comunes y en torno a un proceso docente-asistencial consignado en una sola historia clínica; todas estas condiciones son dadas en un HOSPITAL.

De lo anterior se puede compendiar que en un Hospital debe ejercerse la medicina en forma integral, con base en el concurso interdisciplinario de las ciencias de la Salud.

La interdisciplina supone ante todo equidad, representatividad, integración de criterios y objetivos, complementación de funciones, sustentación y apoyo de las actividades o tareas que cada rama aporta; en este mismo orden de ideas la interdisciplina descarta la subvaloración, la interferencia o la suplantación de funciones, el aislamiento o el divorcio entre las diferentes ramas de la Salud.

Con el avance de la ciencia y de la tecnología se va precisando aún más que la Medicina se aleja paulatinamente del, dominio de un solo profesional; la ramificación de la Medicina es un fenómeno constante. A la vez ha venido siendo creciente la necesidad de que una rama desprendida antes, se reincorpore a un mismo tronco y es la Odontología.

El beneficio es recíproco: La Medicina requiere de la Odontología para asegurar el principio de integridad de la Salud, y la Odontología necesita recibir la savia de un árbol cada vez más vigoroso dado el creciente desarrollo científico y tecnológico de la Medicina, a fin de ejercer sus funciones con base en los postulados y requerimientos del mismo arrollador avance científico y tecnológico. Quien resulta beneficiado de toda esta integración de objetivos y unificación de esfuerzos es la misma humanidad, que a nivel local y organizado se denomina COMUNIDAD.

Es de presumir que todas estas consideraciones con acento en la equidad y representatividad hayan conducido a la estructuración de Departamento de Salud Oral en los Hospitales para asegurar una mejor asistencia. Así mismo, y a no dudarlo, estas mismas premisas con acento en la necesidad de aprovechar el desarrollo científico y tecnológico biomédicos son las que han impulsado la tendencia de los currículos odontológicos para constituir programas en campos de práctica hospitalarios.

La firmeza al escribir estas líneas para resaltar la conveniencia de la simbiosis medicina-odontología a través de la creación de Departamentos de salud Oral en los Hospitales, nace de la experiencia adquirida en las entidades pioneras en este campo: Hospital de la Misericordia y la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Colombia. Allí se constituyó el Departamento de Salud Oral en los primeros meses de 1976, después de dos años de labor docente-asistencial durante los cuales Odontopediatría figuró corno Unidad en el Departamento de Consulta Externa. La diversificación de actividades Odontológicas volcada en beneficio de los pacientes, además del tratamiento de caries y de la exodoncia, creó por necesidad inobjetable el Departamento de Salud Oral y consolidó al concepto filosófico asistencial y académico de la Estomatología Pediátrica, (vale decir el conjunto de disciplinas de la Odontología integrada en tomo al paciente niño con severos problemas de la salud sistémica, defectos congénitos del manejo oro-maxilofacial, lesiones buco-maxilares de difícil manejo, tumores, quistes, infecciones con tendencia letal, retardos mentales, anomalías psicológicas que hacen imposible un manejo Odontológico de rutina, etc.), hace que estos niños puedan ser manejados por medio de las respectivas ramas de la Odontología como prevención, odontopediatría, ortodoncia, ortopedia maxilar, patología oral, cirugía maxilar, psicología preventiva.

Hoy por hoy la misma Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Colombia está emprendiendo igual labor por la estructuración del Departamento de Salud Oral en el Hospital San Juan de Dios en Bogotá. Su aprobación fue ya refrendada mediante resolución 109 del 3 de Febrero /89 emanada de la Dirección de dicha Institución.

Una muy espontánea y pronta demostración de que la creación del Departamento de Salud Oral en el Hospital de la Misericordia de Bogotá no había sido una desatinada decisión, la constituyó una carta firmada por el entonces Secretario General de Min-Salud, Dr. Abel Dueñas Padrón, contemplando la conveniencia de crear Departamentos de Salud Oral en los Hospitales; esto sucede a mediados de1976 y tal vez, sin tener conocimiento de las primeras experiencias en el Hospital de la Misericordia.

De todas maneras, para quien esto escribe, fue obvia la influencia dela filosofía hospitalaria que rigió la construcción de las nuevas Instalaciones para la ancestral Facultad de Odontología de la Universidad de Cartagena, tierra natal del Sr. Ministro de Salud de aquella época Dr. Haroldo Calvo Núñez.

II. JUSTIFICACIÓN

La justificación se encarga de exponer concretamente los esbozos filosóficos y políticos expresados en la introducción como capitulo inicial del presente escrito.

Se encuentra viable la canalización entre lo filosófico y lo justificante a través de cinco dimensiones que son:

• Dimensión biológica
• Dimensión académica
• Dimensión asistencial
• Dimensión de convergencia
• Dimensión de interdisciplina.

A Dimensión biológica.

Se basa en el concepto integral de Salud. La patología, la microbiología, la inmunología, y luego la genética y por último todas en conjunto se han encargado de borrar prioridades de órganos o sistemas en lo que respecta a la semiología, propedeútica y diagnóstico precozz y prevención de las enfermedades; en un cuadro clínico puede ensombrecerse ante una infección leve y moderada de cualquier tejido órgano sistema del organismo; la acción farmacodinámica del cada vez mayor número de medicamentos conlleva a efectos colaterales que deben ser tenidos en cuenta por cualquier profesional de la Salud; la prevención primaria educación en salud sólo llega a ser efectiva si se imparte coordinadamente involucrando no sólo actividades y funciones del equipo de salud sino también ramas de ciencias humanas, sociales y psicológicas. Hoy en día se reconoce que la biología requiere de apoyos y complementaciones propias del campo sociológico, psicológico y ecológico.

La Odontología no puede ser aislada en la boca del paciente en su función Semio-diagnóstico; requiere estructurarse para acomodarse en su verdadera dimensión en el rompecabezas que hoy es la Salud y en el cual ninguna pieza hace alto-relieve aunque respetando la extensión de algunos componentes de mayor amplitud o envergadura como es la medicina interna, la cirugía general y otras ramas de la salud de mayor cobertura. No se trata de suplantar o inferir sino complementar un beneficio de la salud integral del ser humano, como poseedor de una mente, como miembro de una sociedad y como epicentro de un entorno ecológico.

Conveniente e indispensable es, en el hospital como campo de práctica, aplicar los conceptos expuestos en el importante párrafo anterior, en el cual la pieza que corresponde a la Odontología se vé identificada como el Departamento de Salud Oral.

* Profesor Titular Patólogo Oral Facultad de Odontología Universidad Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*