|Sábado, agosto 30, 2014

Educación para el Parto, La Psicoprofilaxis  

Fernando Sánchez Torres, M.D

Probablemente los primeros ensayos que se hicieron entre nosotros para aminorar las molestias del parto por medio Psicofísicos se llevaron a cabo en 1937 en la Clínica de Maternidad Calvo, institución privada de Bogotá. Allí se prodigaba la atención del parto en una sala pequeña, iluminada débilmente con una luz azulada, y tanto el obstetra como la enfermera procuraban iniundir tranquilidad a la parturienta. Era lo que se llamaba “parto fácil con transfusión de confianza”, a la manera del tocólogo francés Marcel Metzgor. Pero, fue el doctor Guillermo López Escobar quien desde 1948 se intereso por la verdadera psicoprofilaxis obstétrica, poniendo en práctica en su clientela privada las enseñanzas del inglés Read. Hemos de aceptar, sin embargo, que el estudio formal de los procedimientos psicosomáticos de analgesia obstétrica se inician en Colombia en 1954 por un grupo de profesores de obstetricia y ginecología de las universidades Nacional y Javeriana, grupo en el que sobresalió Carlos Roberto Silva Mojica, pues fue de todos el más consagrado defensor y divulgador del llamado “parto sin dolor”. En 1955 durante el Primer Seminario de Educación Médica, y por iniciativa suya, entre las recomendaciones relacionadas con la cátedra de obstetricia se acogió la siguiente: “Recalcar al estudiante y al personal docente la necesidad de la preparación psicológica, o mejor psicoprofiláctica, en su doble aspecto educativo y afectivo, para lograr la colaboración activa y apacible de la parturienta en los procesos de su parto”. En 1956 se crea, con fines de investigación, el “Equipo Médico de Estudios Psicofísicos de Analgesia Obstétrica” (Emesfao), que mantuvo y mantiene aún vigente el interés por el enfoque psicosomático de la obstetricia. Emesfao fijó desde un comienzo una posición ecléctica ante la diversidad de criterios respecto a estos sistemas, y puso en práctica un método psicoprofiláctico integrado con elementos de las principales escuelas: la rusa de Velvosky, la francesa de Lamaze y la inglesa de Read. Vale la pena señalar que Grantly Dick Read fue el verdadero pionero de estos métodos pues sus trabajos sobre “parto sin temor” aparecieron en 1929, mientras que el método ruso fue dado a conocer 20 años más tarde. No sobra anotar que estos dos métodos son muy similares; la diferencia estriba únicamente en la interpretación neurofisiológica y psicológica de la indolorización del parto.

La historia de la psicoprofilaxis obstétrica en Colombia puede dividirse en tres períodos:

1. – Periodo de iniciación y rápido progreso (1954-1962).

Después de la fundación de Emesfáo se crearon otros equipos y sociedades, no sólo en Bogotá sino también en otras ciudades: Medellín, Cali (instituto Fernand Lamaze e Instituto de Estudios Psicofisicos para el Parto), Barranquilla (Equipo de psicoprofilaxis de la Clínica Ios Angeles), Bucaramanga, Cúcuta, Pereira, Armenia e Ibagué. Cada quien se sentía depositario de la verdad. Así surgieron los “ortodoxos”, representantes de Pavlov, Lamaze y Vellay; los “iconoclastas” de Emesfao, que idearon un método a su manera, reconociendo a cada cual alguna parte de la verdad, y los “hipnotizadores”, que quisieron darle al método un toque mágico. Por ser imposible el diálogo y el entendimiento, se dispersaron fuerzas valiosas. Todos obraron obcecados en pos de una única meta: suprimir el dolor del parto, desconociendo otros importantes aspectos. En el IV Congreso Latinoamericano de Obstetricia y Ginecología (Bogotá, 1962), la Sociedad Colombiana de Obstetricia y Ginecología puso las cosas en orden al declarar como conclusión de su ponencia: ‘”La psicoprofilaxis obstétrica es un método cultural, educativo. Es higiene mental”196.

Como resumen de las actividades de esta primera época puede reseñarse lo siguiente: se crea Emesfao en 1956 en Bogotá, institución que prepara pacientes de clientela privada en la Clínica Palermo. En septiembre del mismo año, el doctor Gustavo Isaza Mejía difunde en la cátedra de Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia (Medellín) el sistema propuesto por el francés Fernand Lamaze197. ‘También en 1956, en el mes de abril, los doctores Guillermo López Escobar y Gustavo Riaño dictan conferencias sobre el parto por métodos psicoprofilácticos en un curso para postgraduados adelantado en la Universidad de América de Bogotá En febrero de 1957 se funda el primer equipo para clientela hospitalaria por el doctor Belisario Calderón, en el Hospital San José, de Bogotá’98. Aparece en Medellín, en 1957, el libro del doctor Gustavo Isaza La maternidad sin dolor. En septiembre de ese año se inicia el primer curso para instructoras en psicoprofilaxis obstétrica y en la Universidad Javeriana se dicta un ciclo de conferencias, bajo el Patrocinio de la Sociedad Médica Javeriana. En el III Congreso Colombiano de Obstetricia y Ginecología’, realizado en Ibagué en diciembre de 1957, los diferentes grupos presentan los primeros resultados. En la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana, en febrero de 1959, se lleva a cabo el primer simposio colombiano sobre métodos psico-fisicos para el parto indoloro, por el equipo médico de Emesfao. En aquella ocasión actuó como presidente honorario del simposio el doctor Pierre Vellay, quien fundó la Sociedad Colombiana de Psicoprofilaxis Obstétrica. Bajo la dirección de Carlos Roberto Silva Mojica, Emesfao publica en 1959 el libro Educación para el parto199. Aparecen dos tesis de grado sobre el tema: la de Hugo Campos Garrido200 y la de José C. Alviar201.

2.- Período de depuración (1962-1966)

En este lapso, y a causa de las dificultades surgidas para la práctica correcta de la psicoprofilaxis obstétrica por falta de personal preparado, ausencia de clínicas apropiadas y fallas de organización, los equipos se fueron disolviendo poco a poco, se clausuraron los simposios, las publicaciones se hicieron esporádicas y decayó la docencia universitaria. Sin embargo, deben mencionarse la publicación por Emesfao del libro La preparación psicoprofiláctica de las embarazadas202, la conferencia del profesor Fedotov, de Moscú, y el curso para instructoras dictado por la doctora Stoopen, de México. ‘Tanto Emesfao como la Sociedad Colombiana de Psicoprofilaxis Obstétrica se hicieron presentes con importantes contribuciones en los congresos de París, Viena y Toronto.

3.-Periodo de Maduración

Se inicia a finales de 1966 con motivo del décimo aniversario de la fundación de Emesfáo y del IV Simposio Colombiano de Psicoprofilaxis Obstétrica. A este último asistieron profesionales de distintos países:

Luschinsky, Bradley, Bing y Heston, de Estados Unidos; Macdonald, de Guatemala; Stoopen, de México; Quijada, de Venezuela, y Castro, del Perú. Además del tema “Maternidad responsable”, desarrollado por la Asociación Colombiana de Facultad de Medicina, se trató sobre la colaboración de los maridos en el método psicoprofiláctico, y la importancia de la lactancia materna.

Desde entonces la Psicoprofilaxis obstétrica se estancó. Dado importante papel como método para educar a la mujer respecto a fenómenos que ocurren durante el embarazo y a su comportamiento el curso del parto, aún sigue vigente. Creemos que ha desempeñado gran papel como defensora del parto natural frente al abuso de operación cesárea.

Sociedades científicas

Habíamos relatado que en 1947 los ginecólogos entraron a formar parte de la Sociedad Colombiana de Obstetricia, debiendo ésta, por tal razón, trocar su nombre por el de Sociedad Colombiana de Obstetricia y Ginecología. Poco a poco el número de socios fue acrecentándose y se fueron fundando sociedades filiales en las principales ciudades. La de Medellín se fundó el 23 de febrero de 1950, siendo elegidos presidentes honorarios los doctores Ernesto Rodríguez y Miguel María Calle, y presidente activo Alberto Bernal Nicholls, vicepresidente Benicio Gaviria G. y secretario tesorero Jorge Henao Posada. En Cali ocurrió el 17 de febrero de 1956 y su primer presidente fue el doctor Jorge Solanilla. En Manizales fue fundada el 4 de junio de 1959, presidida por Fernando Valencia Hurtado.

El aumento de las filiales planteó la conveniencia de constituir una Federación Nacional, idea que tuvo realización en la ciudad de Cúcuta el 4 de diciembre de 1967, con ocasión del Séptimo Congreso Nacional de la especialidad. En efecto, en esa fecha se reunieron en el Club del Comercio delegados de las diversas sociedades ginecobstétricas del país para considerar el proyecto de estatutos cuya redacción había sido encomendada al doctor Eduardo Arévalo Burgos. En aquella reunión estuvieron presentes: por el departamento de Antioquía, Pedro Nel y su hijo Fernando Cardona Arango; por Atlántico, Francisco Sales S. y Hugo Flórez M.; por Boyacá, Luis Guillermo Hernández; Bolívar, Boris Calvo; por Caldas, Bernardo Botero Peláez; por Cauca, José Vicente Erazo; por Córdoba, José María Cabrales; por Huila, Ricardo Liévano Perdomo; por Magdalena, Rafael González Illidge; por Norte de Santander, Hernando Gómez S..; por Quindio, Ernesto Ramírez Molina; por Risaralda, Abel Villegas; por Santander, Fabio Duran Velasco; por Tolima, Jaime Rengifo Pardo, y por Valle del Cauca Fernando Del Corral Tritón Castro y Aristarco Rodríguez. Además, en representación de la Sociedad Colombiana actuaron los doctores Eduardo Arévalo, Héctor Enrique Bernal Eduardo Cáceres A., Enrique Duplatt, Ricardo Rueda G., Alvaro Velasco y Roberto Vergara Tamara.

Aprobados los estatutos se procedió a firmar el acta de constitución de la Federación Colombiana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (Fecolsog) y a designar su primera junta directiva, la cual quedó constituida así: presidente, Roberto Vergara; Vicepresidente, Fernando Cardona; tesorero, Fabio Durán; secretario, Ricardo Rueda, y vocales, Alberto Duarte, Eduardo Acosta y Fernando Del Corral. La protocolización de la respectiva acta se cumplió en la Notaría Segunda del Círculo de Cúcuta203.

En la actualidad, Fecolsog consta de 18 filiales, así: Antioquía, Atlántico, Caldas, Cartagena, Cauca, Cesar, Córdoba, Cundinamarca (que corresponde a la Sociedad Colombiana y que conserva aún su nombre primigenio) Huila, Magdalena, Nariño, Norte de Santander, Pereira, Quindio, Santander, Sucre, ‘Tolima y Valle del Cauca. La mayor parte de estas sociedades filiales mantienen permanente actividad científica. Gracias a la buena gestión directiva del doctor Francisco Pardo Vargas, Fecolsog ocupa una posición de liderazgo en el área internacional bolivariana.

Por la diversificación de actividades en el campo ginecobstétrico, existen hoy entidades científicas muy variadas como las sociedades de ginecología juvenil y pediátrica, de endoscopia ginecológica, de fertilidad y esterilidad, de perinatología, etc.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*