|Viernes, octubre 31, 2014

Industria de Confecciones  

El eslabón de confeccionistas de ropa infantil está conformado por tres segmentos, los grandes confeccionistas, PYMES de la confección y las microempresas. Las variables de segmentación para el eslabón se definieron como las exportaciones, y los niveles de activos y ventas.

Grandes Confeccionistas:

Los grandes confeccionistas de ropa infantil, se caracterizan por sus altos niveles de producción y empleos directos superiores a los 400 trabajadores por cada planta productiva, superan en activos los $ 14.000 millones, y cuentan con ingresos mayores a $ 10.000 millones por año. Las empresas de este eslabón han desarrollado canales de comercialización propias y a nivel de proveedores de textiles, se destacan empresas como Fabricato, Coltejer y Protela, sin embargo, existe una búsqueda activa con sus proveedores, para el desarrollo de nuevos acabados textiles, que permitan diversificación en sus productos y mejores usos en las prendas. A nivel internacional, varios proveedores de telas ofrecen en algunos casos mejores precios y diseños en sus productos, base para desarrollar productos más competitivos.

Desde el punto de vista productivo, las empresas de este eslabón subcontratan algunos de sus procesos de menor valor agregado, de bajo nivel tecnológico e intensivos en mano de obra, con terceros ó maquiladores especializados. Dentro de los procesos más subcontratados, se destaca el proceso de ensamblado de la prenda, del cual hacen parte las operaciones de cosido, bordado, terminado y acabado.

Este modelo de negocio, obliga a los grandes confeccionistas a tener altos niveles de control en el manejo de su cadena de suministros, por lo anterior, muchos de sus procesos se integran a través de sistemas de información que permiten hacer seguimiento a los productos, estos sistemas se relacionan con los procesos de almacenaje de materia prima y producto terminado, se articulan con las ordenes de producción y las actividades de patronaje y escalado, lo que permite hacer un seguimiento de las prendas a realizar, y calcular de manera eficiente el material a utilizar, el aprovisionamiento de materia prima y los tiempos de entrega de producto terminado.

Dentro del segmento de grandes confeccionistas, se encuentran los siguientes retos:

  • Mejorar las técnicas de procesos de bordado, ya que muchos de los acabados no son los suficiente mente buenos y eso implica que la empresa deba revisar las prendas para verificar la calidad
  • Se requieren desarrollos e innovación para los procesos de estampado en telas además de mejorar la oferta nacional en textiles con mayor valor agregado, y más ajustados a las tendencias internacionales.
  • Acceso a diferentes acabados textiles (Textiles con valor agregado en términos de acabados nano tecnológicos por ejemplo)
  • Acceso a materias primas sostenibles y de línea ecológica, como el algodón orgánico, polyester reciclado, colorantes naturales
  • Novedades en fibras que puedan dar origen a textiles de igual desempeño al algodón, como por ejemplo la fibra de banano.
  • Fortalecer los niveles tecnológicos de los proveedores de confección (maquiladores) en términos de procesos, para lograr mejores tiempos de respuesta y de entrega de productos.
  • Fortalecer los niveles tecnológicos de los proveedores de confección (maquiladores o mediana industria) en términos de tecnología como ERP´s (Sistemas para plaeación de recusos de empresariales) ó sistemas de información, maquinaria y equipo, capacitación de personal, todo con el objeto de lograr mejores tiempos de respuesta y de entrega de producto en proceso.
  • Productos y materias primas con certificación Oeko – tex (Norma internacional que certifica que los productos textiles no contengan sustancias las cuales se encuentran prohibidas o reguladas por ley, productos químicos que se conocen como perjudiciales para la salud y parámetros que son incluidos como medida de seguridad)
  • Mejora en conectividad con clientes y proveedores (integración de la cadena involucrando las empresas de servicios logísticos de tal forma que se pueda compartir y conectar información integralmente entre clientes y proveedores de la misma cadena)
  • Necesidad de una variedad de telas con diseños novedosos y con propiedades antibacteriales requeridos para la confección de ropa infantil. La gran industria se encuentra en la ciudad de Medellín, en donde se destacan C.I. HERMECO S.A. la cual cuenta con activos superiores a $ 86.000 millones de pesos y ventas para el año 2008 de $121.000 millones, aparece también la empresa TENNIS S.A. la cual para 2008 registró ventas por el orden de los $ 111.000 millones de pesos, y en su línea infantil las ventas estimadas son de $11.000 millones, y cuenta con un nivel de activos superiores a los $ 95.000 millones.

 

PYMES de la industria de confecciones

A nivel de proveedores, muchas de las empresas del segmento compran casi la totalidad de sus telas a la industria nacional; a veces directamente a la fabricante ó por medio de comercializadores mayoristas, sin embargo, existen dificultades al comprometerse con pedidos grandes en mercados extranjeros, por problemas con los proveedores, debido a que cuando una muestra comercial de producto de los medianos confeccionistas es aceptada por el cliente en el exterior, después de un tiempo a la empresa confeccionista se le dificulta encontrar existencias de tela similares a las de la muestra comercial original, lo que genera incumplimiento con el negocio pactado con el cliente en el exterior.

A nivel del proceso productivo, en este segmento de empresas se encuentran operaciones con grandes desperdicios de hilos principalmente en los procesos de cocido y bordado, los cuales generan pérdidas de material y afectan el desempeño del proceso productivo, incrementando en algunas operaciones los costos de producción debido a los desechos. Así mismo, existen problemas con la homogeneidad de los colores y la titulación de los hilos nacionales, que obligan a que algunas empresas que han logrado penetrar mercados extranjeros, prefieran utilizar esta materia prima de procedencia internacional.

Por otro lado, el nivel tecnológico utilizado para los procesos de corte puede variar inclusive en empresas del mismo eslabón; muchas de las empresas no cuentan con programas o software diseñado para el patronaje y escalado de las piezas y el diseño y ubicación de los planos de corte sobre la tela; por lo anterior, durante este proceso se pueden presentar desperdicios de tela significativos, debido a que no se cuenta con la capacidad de optimizar ó por lo menos minimizar los espacios no utilizables sobre la superficie de la tela a cortar; esto conlleva a que la eficiencia de corte11 no sea la más adecuada, generando desperdicios significativos de material (hasta 30%); por lo anterior, muchas compañías al no tener los recursos para adquirir la tecnología requerida para el proceso de corte, optan en ocasiones por contratar los servicios de patronaje y corte automatizados a empresas que cuentan con la tecnología adecuada para desarrollar el proceso.

Algunos elementos que se identifican como limitantes en el desempeño de los medianos confeccionistas de ropa infantil se enuncian a continuación:

• Dificultad a la hora de encontrar maquinaria de escalas de producción media, acorde a las capacidades económicas ó al tamaño de la empresa.

• Difícil acceso a procesos de corte automático

• Altos niveles de oxidación en los herrajes a la hora de ser sometidos a procesos de lavado.

• Hilados nacionales de colores no homogéneos que obligan a la compra de este tipo de materia prima (hilazas) a proveedores extranjeros.

• Hilados con baja resistencia a los procesos de teñido y lavado.

• Baja oferta de cursos de capacitación en áreas como estampado, recursos humanos etc.

• Desde el punto de vista del precios, las materias primas nacionales no son competitivas frente a las importadas

• Altos niveles de desperdicios de material en el proceso de cocido y Bordado

• Eficiencias de corte variables, debido a la forma en la que se pueden ubicar los patrones de corte sobre la tela, generando desperdicios de material.

• Altos costos de software para confecciones y corte

• Poca inversión en tecnología, especialmente en el proceso de cosido.

• Necesidades de mejora en procesos productivos con el ánimo de volverlos mas eficientes (Corte, cocido, estampado)

• Bajos niveles de automatización en los procesos de almacenaje y embalaje de producto terminado

• Los elementos para cumplir con la Ley que prohíbe el uso de elementos que contengan plomo para el acceso a mercados internacionales en caso de exportar son muy difícil de conseguir y generan altos costos a la hora de certificar las prendas.12

El departamento del Santander y principalmente la ciudad de Bucaramanga, es reconocida a nivel nacional como uno de los centros industriales de mayor importancia en la ropa infantil; según registros de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en esta ciudad existen más de 110 empresas entre Pymes y microempresas, dedicadas a la producción de ropa infantil y que generan más de 600 empleos directos en la zona, estas empresas cuentan con activos totales superiores a los $14.000 millones de pesos.

Activos e ingresos de las PYMES

De manera complementaria, es importante resaltar la capacidad productiva de la región y en la ciudad específicamente, en esta, se destacan algunas empresas como Babys Dress, que cuenta con activos de $8.700 millones e ingresos por ventas por el orden de los $7.000 millones, igualmente, en el municipio de Floridablanca está ubicada la empresa Industria Chicco, que cuenta con activos por $ 5.000 millones e ingresos superiores estimados a $ 4.700 millones; otras empresas del departamento que entran dentro de este segmento pero con menor número de activos, son Infantiles Flipper, con activos por $ 2.000 millones y las empresas Industrias Kids y Creaciones Ruffy, ambas con activos superiores a 500 millones y ventas que sobrepasaron en 2008 los $ 1.000 millones (Mincomercio – Supersociedades).

Para la zona comprendida por el departamento de Antioquia, en el cual sus industrias tiene el 28.6% de las ventas a nivel nacional, se encuentran como principal referente la empresa Tejidos y Confecciones DINO, que para el 2008, registró ventas por el orden de los $ 6.500 millones y cuenta con activos superiores a $ 9.500 millones, esta es una empresa fundada en 1968, y dedicada a diseñar, producir y comercializar prendas de vestir principalmente para el segmento de bebés e infantil en tejidos de punto y plano. También se destacan en esta zona, empresas como Confecciones Topos y Color Kids, que posee con activos superiores a $ 1.300 y 300 millones y ventas por el orden de $2.000 y $ 740 millones respectivamente (Mincomercio – Supersociedades).


11 Se refiere al porcentaje de utilización de la superficie de la tela.
12 “Consumer product safety improvement act of 2008, tiene un plazo de vigencia de un año para entrar en funcionamiento a partir del 14 de agosto de 2009, y en ella se especifica el cumplimiento de varios elementos para los productos foráneos que deseen entrar a Norte América, dentro de los que se destacan la certificación de porcentaje de Phtalatos en la prendas de niños, la obligatoriedad del uso de etiquetas de seguimiento en prenda de niños y medición del porcentaje de contenido de plomo en prendas infantiles, además se debe contar por parte de las empresas, con un la certificación de un laboratorio acreditado para medir los requerimientos planteados por esta ley.

PUBLICACIONES RELACIONADAS