DERECHO

 

 

CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL COLOMBIANO

 

 Haga su consulta por tema

 

 

CAPITULO VII
TERCERO CIVILMENTE RESPONSABLE

 

Artículo 153.- (Definición). El tercero civilmente responsable es quien sin haber participado en la comisión del hecho punible tenga la obligación de indemnizar los perjuicios conforme al Código Civil.

 

Artículo 154.- (Oportunidad). El tercero civilmente responsable podrá intervenir en el trámite incidental de liquidación de perjuicios que se promueva con posterioridad a la sentencia.

 

Artículo 155.- (Facultades). El tercero civilmente responsable tiene los mismos derechos y facultades de cualquier sujeto procesal. No podrá ser condenado en perjuicios cuando no se haya notificado debidamente y se le haya permitido controvertir las pruebas en su contra.

 

TITULO IV
ACTUACION PROCESAL


 CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 156.- (Utilización de medios técnicos). En la actuación se podrán utilizar los medios mecánicos,  electrónicos y técnicos que la ciencia ofrezca y que no atenten contra la dignidad humana y las garantías constitucionales. Igualmente las diligencias pueden ser recogidas y conservadas en sistemas de audio video y si fuere el caso, el contenido de las mismas se llevará por escrito, cuando sea estrictamente necesario.

 

Así mismo podrán aplicarse a la parte administrativa de los despachos judiciales las técnicas de administración e informática judicial.

 

Para efectos de las diligencias que tuvieren que practicar las fiscalías ante los jueces regionales y éstos, aún aquellas en que fuere necesario el concurso de los procesados, podrán utilizarse los mecanismos técnicos que se estimen eficaces para garantizar la protección y reserva de la identidad de los intervinientes.

 

En estos casos se identificarán los técnicos y funcionarios que deban intervenir elaborando un documento que conservará el respectivo director regional de fiscalías.

 

Todos ellos estarán obligados a guardar la reserva de lo conocido por razón de sus funciones.

 

Los memoriales dirigidos por los abogados que hayan sido reconocidos dentro del proceso no requieren presentación personal.

 

Artículo 157.- (Requisitos formales de la actuación). Las actuaciones  deben extenderse por escrito y en idioma castellano; si estuvieren en otro idioma o la persona no pudiere expresarse en castellano, se hará la traducción correspondiente o se utilizará un intérprete.

 

Se empezará con el nombre de la entidad que la práctica, el lugar, hora, día, mes y año en que se verifiquen y las firmas de quienes en ella intervienen. Si se observaren inexactitudes se harán las correcciones correspondientes al finalizar estas.

 

Si una de las personas que haya intervenido en la actuación no pudiere firmar por alguna circunstancia, se le tomará la impresión digital y firmará por ella un testigo de lo cual se dejará constancia.

 

En caso de negativa a firmar, lo hará un testigo presente en el momento o en su defecto, se dejará constancia de ello.

 

Si la diligencia fuere recogida en un medio técnico, se levantará un acta en que conste fecha y hora de la misma y será suscrita por quienes tomaron parte en ella.

 

Unicamente requiere autenticación el poder conferido por el imputado, cuando no fuere presentado personalmente.

 

Artículo 158.- (Protección de la identidad de funcionarios). En los delitos de competencia de los jueces regionales, los servidores públicos distintos del fiscal que intervengan en la actuación pueden ocultar su identidad conforme lo establezca el reglamento, cuando existan graves peligros contra su integridad personal.

 

Las providencias que dicte el tribunal Nacional, los jueces regionales o los fiscales delegados ante estos deberán ser suscritas por ellos. No obstante, se agregarán al expediente en copia autenticada en la que no aparecerán sus firmas. El original se guardará con las seguridades del caso.

 

Mecanismo análogo se utilizará para mantener la reserva de los funcionarios de policía judicial cuando actúen en procesos de competencia de los jueces regionales.

 

La determinación acerca de la reserva de un fiscal será discrecional del Fiscal General de la Nación.

 

Artículo 159.- (Actuación procesal por duplicado). Toda actuación penal se adelantará por duplicado, y el recurso de apelación se surtirá sobre el original, cualquiera que sea el efecto en que se conceda.

 

La investigación continuará con las copias y siempre habrá un cuaderno en el despacho.

 

Para los efectos anteriores todos los documentos se solicitarán o aportarán por duplicado. Cuando en la actuación obren documentos originales o únicos, se llevarán al duplicado en copia o fotocopia autenticada por el respectivo secretario.

 

El secretario está obligado a mantener debidamente separados y foliados los cuadernos del proceso y en ningún momento se remitirán conjuntamente.

 

Por secretaría se dejará copia de las diligencias surtidas en el otro cuaderno.

 

El secretario del respectivo despacho que incumpliere estas obligaciones, será sancionado con multa hasta de cinco días de su salario, que será impuesta por el superior.

 

Artículo 160.- (Suspensión de la actuación procesal). Cuando haya causa que lo justifique, se podrá suspender el desarrollo de la actuación procesal, se dejará constancia de la suspención y se indicará el día y la hora en que deba continuar.

 

Artículo 161.- (Inexistencia de diligencias). Se consideran inexistentes para todos los efectos procesales, las diligencias practicadas con la asistencia e intervención del imputado sin la de su defensor.

 

Se exceptúa el caso de la versión libre y espontánea que sea rendida cuando se produzca captura en flagrancia.

 

Cuando el sindicado esté en peligro inminente de muerte y sea indispensable realizar diligencias con su intervención, puede omitirse la comunicación a su defensor y nombrar de oficio a cualquier persona dejando constancia de ello.

 

Artículo 162.- (Obligación de comparecer). Salvo las excepciones legales, toda persona está obligada a comparecer ante el funcionario judicial que la requiera, cuando sea citada para la práctica de diligencias. La desobediencia será sancionada de conformidad con el artículo 258 del Código de Procedimiento Penal.

 

Artículo 163.- (Formas de citaciones). Las citaciones podrán hacerse por los medios y en la forma que el funcionario considere eficaces, indicando la fecha y hora en que se deba concurrir, en forma suscinta se consignarán las razones o causas de la citación con la advertencia de las sanciones previstas en caso de desobediencia, y dejando expresa constancia en el expediente.

 

CAPITULO II
RECONSTRUCCION DE EXPEDIENTES

 

Artículo 164.- (Procedencia). Cuando se perdiere o destruyere un expediente en curso o requerido para tramitar una acción de revisión, el funcionario ante quien se tramitaba, deberá practicar todas las diligencias necesarias para lograr su reconstrucción.

 

Con el auxilio de los sujetos procesales, se allegarán copias  de las diligencias o providencias que se hubieren expedido; de la misma manera, se solicitarán copias a las entidades oficiales a las que se hayan enviado.

 

Artículo 165.- (Copias). Las copias no objetadas del acto procesal realizado en un expediente por reconstruir, probarán su contenido.

 

Artículo 166.- (Presunción). Las copias de las providencias hacen presumir la existencia de la actuación a que se refieren y las pruebas en que se fundan.

 

Artículo 167.- (Imposibilidad de reconstrucción). Los procesos que no pudieren ser reconstruidos deberán ser reiniciados oficiosamente o a petición de alguno de los sujetos procesales.

 

Artículo 168.- (Actuación con detenido). Quienes estuvieren privados  de la libertad, continuarán en tal situación con fundamento en la providencia que así lo hubiere dispuesto.

 

Artículo 169.- (Excarcelación). Cuando se requiera la reconstrucción del expediente, los procesados podrán solicitar su excarcelación, si pasados ciento sesenta días de la privación efectiva de su libertad, no se ha calificado el mérito del sumario.

 

CAPITULO III
TERMINOS

 

Artículo 170. (Duración). Los términos procesales serán de horas, días, meses y años y se computarán de acuerdo con el calendario.

 

Para efectos de este código, el término de la distancia será el necesario para la movilización de las personas o cosas.

 

Artículo 171. (Ininterrupción de la actuación). Todos los días y horas son hábiles para practicar actuaciones y los términos legales y judiciales no se suspenden por la interposición de días feriados durante ella.

 

Artículo 172. (Prorroga). Los términos legales o judiciales no pueden ser prorrogados sino a petición de los sujetos procesales, hecha antes de su vencimiento, por causa grave y justificada.

 

El funcionario judicial podrá conceder por una sola vez la prórroga. En ningún caso puede exceder en otro tanto el término ordinario.

 

Artículo 173. (Trámite de la prorroga). En caso de prórroga, la secretaría registrará en el respectivo expediente el día en que hubiere comenzado la prórroga y el día en que culmina.

 

Artículo 174. (Términos no previstos en la ley). El funcionario señalará el término en los casos en que la ley no lo haya previsto, sin que pueda exceder de cinco días.

 

Artículo 175. (Suspensión). En la instrucción no se suspenderán los términos.

 

En la etapa de juzgamiento se suspenden durante los días sábados, domingos, festivos y de semana santa, vacaciones colectivas y cuando no haya despacho al público por fuerza mayor o caso fortuito.

 

Artículo 176. (Renuncia a términos). Los sujetos procesales en cuyo favor se consagren términos para el ejercicio de un derecho podrán renunciar a ellos.

 

Artículo 177. (Sanción por incumplimiento de términos). Los funcionarios que sin justa causa dejaren vencer los términos, incurrirán en causal de mala conducta.

 

Artículo 178. (Término para adoptar decisión). Salvo disposición en contrario, el funcionario dispondrá hasta de tres días hábiles para proferir las providencias de sustanciación y hasta de diez días hábiles para los interlocutorias.